Internet nos ha abierto las puertas al mercado internacional. Ahora no solo las grandes empresas pueden realizar transacciones entre diferentes países, sino también las pequeñas e incluso los negocios unipersonales.

Sin embargo, es una oportunidad que no todos están sabiendo aprovechar. ¿Por qué? Porque no están implementando las acciones adecuadas en su sitio web para llegar a clientes de diferentes nacionalidades. Una de ellas es el SEO multilingüe.

Como seguro que ya sabes, el SEO es la herramienta que te permite aparecer en las primeras posiciones de los motores de búsqueda. Es una de las vías por las que llega tráfico hasta tu web, y también la puerta de entrada de potenciales clientes.

Si te diriges a personas de diferentes países, la única opción que tienes de aumentar tu tráfico orgánico o natural es trabajar el SEO en diferentes idiomas.

Hoy hablaremos sobre ello. Te explicaré en qué consiste exactamente este concepto y cómo puedes aplicarlo en tu sitio web para que todas las personas, sean de la nacionalidad que sean, se sientan atraídas por tu marca.

Definición de SEO multilingüe

También conocido como SEO multilenguaje, se trata de la disciplina que hace posible que cada uno de los usuarios que visitan un sitio web acceda a contenido optimizado para su idioma.

Cuando se aplica, lo que se consigue es que el visitante sea redirigido a la versión de la web que mejor se adapta a su idioma, país, cultura… para conectar, mejorar la experiencia de usuario y facilitar la conversión.

Normalmente, las webs no están traducidas a todos los idiomas, sino que solo están disponibles en los idiomas de su público objetivo.

Así, por ejemplo, si una tienda online de zapatos vende en España, Francia y Reino Unido, lo ideal sería que estuviera traducida al español, francés e inglés y optimizada con técnicas de SEO multilingüe.

Pero ojo, porque no es lo mismo el español que se habla en España que el que se habla en México, ni tampoco es lo mismo el inglés que se habla en Reino Unido que el que se habla en los EE. UU. En el contexto del SEO, esto es lo que se llama configuración regional (locale en inglés), y no solo tiene en cuenta el idioma que ha configurado el usuario en su ordenador, sino también otros parámetros (como las preferencias de moneda, los separadores de decimales, el formato de fecha y hora, etc.) para una región determinada. ¿Para qué? Para ofrecerle la versión de la web más adecuada y conectar con él a través del lenguaje.

Estas diferencias hay que tenerlas en cuenta a la hora de traducir una web e implementar el SEO multilenguaje.

SEO multilingüe

Cómo elegir las keywords en SEO multilingüe

Igual que cuando vas a crear una web desde cero en un solo idioma, el primer paso que debes dar en una web multilingüe es elegir las palabras clave por las que quieres posicionarla.

En este caso, la complejidad es mayor, porque vas a tener que repetir el proceso de identificación de keywords tantas veces como idiomas quieras abarcar.

No basta con identificarlas en español y luego traducirlas literalmente. Ten en cuenta que los modos de búsqueda, expresiones y puntos de vista varían de un país a otro. Hay palabras, frases y expresiones que en España tienen un significado y en México otro, a pesar de compartir idioma. Ocurre lo mismo con el resto de lenguas y regiones.

Así que el proceso más acertado sería utilizar las herramientas habituales para la búsqueda de palabras clave y hacer un estudio. Cuando vayas a hacerlo, recuerda elegir el país para el que las vas a utilizar y contar con traductores nativos profesionales en cada idioma.

Aquí tienes algunos ejemplos de herramientas para buscar palabras clave:

  • Planificador de palabras clave de Google. Aquí debo hacer un paréntesis. A pesar de ser el buscador más popular, ten en cuenta que no es el principal motor de búsqueda en todos los países.
  • Bing Keyword Research Tool. Es el equivalente al planificador de palabras clave de Google, pero para Bing.
  • Otros: SEMrush, Similar Web, Alexa.

traducción keywords

Consejos para trabajar la traducción SEO en diferentes idiomas

La selección de palabras clave no es el único factor que hay que tener en cuenta a la hora de hacer SEO multilingüe.

Para que el resultado sea el que estamos buscando y nuestra web consiga atraer a clientes de diferentes nacionalidades, tendremos que considerar también elementos como los siguientes.

  • El buscador más usado en cada país

Como te adelantaba antes, debes identificar qué buscador usa cada target. Yahoo, Google, Bing, Baidu… Aunque en España Google es el más utilizado, en China, en cambio, el más popular es Baidu.

No solo hay varios buscadores, sino que es posible que tengan particularidades diferentes en cuanto al SEO. Identifícalos e infórmate sobre su funcionamiento y algoritmos.

  • Search Console

En caso de que el principal motor de búsqueda sea Google, deberás configurar Search Console para que tu web se muestre en los países que tú deseas. Basta con elegir segmentación internacional e incluir los países a los que te diriges.

  • Les etiquetas hreflang

Se trata de pequeñas piezas de código que ayudan a los buscadores a mostrar en cada caso la versión web más acertada para el usuario. Así, si la web está en español, francés e inglés, para una búsqueda en español, mostrará la primera versión.

  • El contenido

El contenido debe estar traducido y, además, debe contener las palabras clave identificadas. Sobre el modo de traducirlo hablaremos en el siguiente apartado.

  • Otras etiquetas

Me refiero al título SEO, la metadescripción, la URL, los subtítulos… En todos ellos es necesario usar la palabra clave principal para cada idioma.

NECESITO UNA TRADUCCIÓN

Consejos para traducir el contenido de una web

Si el SEO multilingüe está perfectamente aplicado, pero el contenido de la web no es de calidad, el trabajo estaría a medio hacer.

Piensa, ¿de qué te serviría todo el esfuerzo de incluir SEO en diferentes idiomas, si cuando el usuario entre a tu web no va a encontrar un buen contenido? Y cuando digo buen contenido, me refiero a contenido que convierte.

Esto también puntúa en el posicionamiento. Así que presta atención a estos consejos para que el resultado de la traducción de tu sitio web sea el mejor.

  • Parte de un texto original de calidad

Si el texto original es de calidad, el resultado de la traducción será aún mejor. Cuida los textos de tu web: el estilo, la corrección, la creatividad… Si los escribes tú mismo, en la sección Redacción de contenidos de nuestro blog encontrarás algunas técnicas sobre cómo redactar contenidos para web y consejos de redacción de artículos de blog para crear textos atractivos y que enganchen. Aunque también puedes dejar la escritura en manos de redactores de textos profesionales para conseguir unos resultados óptimos.

  • Evita las traducciones automáticas

Es decir, las que hacen los motores de búsqueda por defecto, como es el caso de Google Translate. Aunque están mejorando poco a poco, el resultado que ofrecen está más cerca del idioma robot que de cualquier otro.

  • No hagas una traducción literal

Una misma palabra puede tener varios significados. Esto ocurre en todos los idiomas. Y si la traducción se hace de forma literal, se pueden cometer errores semánticos que cambiarían el sentido de tu mensaje.

Lo ideal es que la traducción suene lo más natural posible. Y para ello debes entender en profundidad el texto que estás trabajando y luego traducirlo a tu idioma con corrección y buen estilo.

Si quieres conseguir un resultado óptimo, te recomendamos traducir con traductores profesionales, cuyo objetivo es transmitir el mensaje original de forma fluida y natural. Y si todavía tienes dudas, consulta este artículo sobre las 5 dudas más comunes sobre la traducción de páginas web.

  • Presta atención a expresiones coloquiales, frases hechas y refranes

Este consejo va en relación con el anterior. Cada cultura tiene sus propias expresiones, frases y refranes. Y traducirlas de forma literal es todo un error, porque carecerán de significado alguno.

  • Investiga la cultura de cada región

Para que no tengas problema con lo que hablábamos antes, investiga cómo es la cultura a la que te diriges. Esto te dará información sobre cómo dirigirte a ellos, qué palabras usar, cuáles son las expresiones que más emocionan, cómo puedes captar su atención…

  • Revisa y corrige

Este paso es obligatorio en cualquier trabajo que realices, pero en SEO multilenguaje, más aún si cabe. Y es que el más mínimo error puede echar por tierra el sentido de un contenido o impedir que tu web llegue a conectar con tu público. Así que revisa y corrige.

En este artículo del blog te hablamos sobre la importancia de contar con un corrector de textos.

traducción SEO varios idiomas

Llegar y enamorar con la traducción SEO

Esos deben ser los dos objetivos clave con los que trabajes el SEO multilingüe de una web.

No hay otro camino para conseguir resultados. Así que cuida tanto la parte más técnica como la parte más lingüística de la redacción. Pues ambas forman el binomio perfecto que deriva en conversiones.

Y, aunque en cierto modo, trabajar el SEO multilenguaje esconde cierta complejidad, estos consejos que te acabo de dar te ofrecen una ayuda importante a la hora de implementarlo en tu sitio web.

¿Lo tienes? Si te ha gustado comparte y ayuda a otros con este conocimiento.

NECESITO UNA TRADUCCIÓN