Uno de los principales problemas que tienen las empresas y los emprendedores en la actualidad es mantener la atención de sus lectores para que no abandonen su sitio web.

¿Te imaginas poder cambiar esta situación y que te lean hasta el final? Hay una cosa muy clara: cuanto más tiempo pase un lector en tu sitio web, más posibilidades tendrás de convencerle y que te acabe comprando.

Si quieres enganchar con tus textos y no aburrir, hoy te explicaremos 3 fórmulas de redacción de contenidos que no fallan.

Cómo redactar contenidos que enganchen

Fórmula de redacción 1: Cuenta una historia (storytelling)

La famosa técnica de marketing storytelling es una de las más utilizadas en la actualidad.

¿Por qué? Porque se ha demostrado científicamente que las historias estimulan la actividad del cerebro. Captan la atención de las personas y son fáciles de recordar.

Y te preguntarás: «Qué es el storytelling de marca?»

El storytelling es, básicamente, el arte de contar una historia. Consiste en utilizar una narrativa en la que se pone especial atención a los valores que comparten tu marca y tus clientes, con el fin de reforzar el vínculo entre ambos.

Hablamos de narrativa porque se incluyen elementos típicos de las historias, como personajes, un conflicto, un punto de clímax, o la estructura de desarrollo, nudo y desenlace que nos explican en la escuela.

Hablamos de valores porque es importante que pienses qué beneficios ofreces más allá del producto o servicio en sí. Por ejemplo, no vendes recetas, sino experiencias gastronómicas en familia.

La ventaja principal de una historia es que es fácil de seguir y de recordar.

Durante el proceso de decisión, tienes más probabilidades de generar confianza en el comprador si en vez de intentar venderle el producto de manera insistente le explicas por qué haces lo que haces y cómo comenzó todo. Así, conseguirás crear una sensación de empatía y atraer a los clientes que compartan los mismos valores.

Puedes crear la historia de tu marca en general, así como minihistorias dentro de tus textos. ¡Las posibilidades son infinitas!

como redactar contenidos

Fórmula de redacción 2: Antes, después y puente (ADP)

Esta fórmula consiste en describir un problema (antes), imaginar cómo sería el mundo sin ese problema (después) y ofrecer una solución (puente).

Para que lo veas más claro, fíjate en la estructura que he usado al inicio de este artículo:

Antes (problema)  Uno de los principales problemas que tienen las empresas y los emprendedores en la actualidad es mantener la atención de sus lectores para que no abandonen su sitio web.
Después (mundo ideal) ¿Te imaginas poder cambiar esta situación y que te lean hasta el final? Hay una cosa muy clara: cuanto más tiempo pase un lector en tu sitio web, más posibilidades tendrás de convencerle y que te   acabe comprando.
Puente (solución)  Si quieres enganchar con tus textos y no aburrir, hoy te explicaremos 3 fórmulas de redacción de contenidos que no fallan.

Como ves, es una técnica muy sencilla y puedes probarla ahora mismo.

Fórmula de redacción 3: Problema, agitación y solución (PAS)

Esta fórmula también se estructura en tres ideas principales, como la anterior, pero con una diferencia importante. La segunda idea, en lugar de mostrar un mundo ideal sin el problema, hace justamente lo contrario: incide en qué puede pasar si aquel problema sigue existiendo.

La fórmula es la siguiente: problema, agitación (describir el miedo del lector o el peor escenario de aquel problema) y solución.

Utilizaremos el mismo ejemplo del inicio de este artículo, pero cambiando la fórmula:

Problema  Uno de los principales problemas que tienen las empresas y los emprendedores en la actualidad es mantener la atención de sus lectores para que no abandonen su sitio web.
Agitación  ¿Has pensado cuántos clientes potenciales puedes llegar a perder simplemente porque tu lenguaje no conecta con ellos? ¿Cuántos clientes abandonan tu página y siguen buscando?
Solución Si quieres enganchar con tus textos y no aburrir, hoy te explicaremos 3 fórmulas de redacción de contenidos que no fallan.

como redactar contenidos

Si quieres, puedes reforzar esta fórmula con una ampliación. Se llama fórmula PASTOR e incluye tres puntos adicionales:

  • «T» de testigos: escribe testimonios de personas que ya se hayan beneficiado de esta solución (producto, servicio o método).
  • «O» de oferta: escribe la oferta (qué incluye, el precio, las características, las instrucciones…).
  • «R» de respuesta: el último paso consiste en hacer una llamada a la acción para conseguir una respuesta del cliente. Es importante que tengas claro cuál es el objetivo de tu texto. ¿Quieres que se suscriba a tu blog? ¿Que se inscriba en un curso? ¿Que compre tu producto? La llamada a la acción debe ser clara y coherente con el objetivo, y lo suficientemente atractiva para que el lector quiera hacer clic en ella.

Como ves, son fórmulas muy sencillas que te dan un marco claro para empezar a escribir. Por un lado, te facilitan enormemente la escritura y, por el otro, consiguen que tus textos sean más atractivos y eficaces.

Si crees que este artículo puede ayudar a alguien a escribir mejor y disfrutar del proceso, ¡no te lo guardes solo para ti y compártelo!

NECESITO UN REDACTOR

Y si te interesa este tema, te dejo otros blogs de redacción que pueden interesarte: