¿Te has fijado? La mayoría de las páginas web cuentan con su versión traducida a otros idiomas. Esto se debe a que las empresas quieren abarcar cada vez un mercado más amplio. Además, traducir la página web aporta credibilidad a la marca y mejora su reputación.

Pero ¿por qué este proceso se pude llegar a convertir en una odisea? A veces, por intentar ahorrarse un poco de dinero o recursos, las empresas no cuentan con un traductor profesional para páginas web y cometen errores que ponen a la propia marca en una situación comprometida. El vocabulario es muy extenso y las interpretaciones infinitas, por eso hay que tener especial cuidado, cuando lo que está en juego es la imagen de nuestro proyecto.

Por otro lado, es cierto que cuando uno se embarca en la aventura de construir una página multilingüe son muchas las dudas que le asaltan. ¿Llegaré a más gente de verdad?, ¿cuánto dinero debería invertir?, ¿qué idiomas me interesarían más? o ¿cómo afectaría esto a la reputación de la marca? son solo algunas de estas preguntas. En el artículo de hoy te resolvemos las 5 dudas más comunes cuando se ha tomado la decisión de traducir la página web a varios idiomas. ¡No te lo pierdas!

1.    ¿A qué idioma traduzco primero mi sitio web?

Este es un aspecto muy importante. Desde nuestra perspectiva, creemos que, si el idioma nativo no es el mismo que el de Shakespeare, entonces sería conveniente traducir la página web al inglés como primera opción. Este es el idioma universal por excelencia. De hecho, se ha convertido en la segunda lengua de la mayoría de la población mundial. Además, según Infobae, es el más usado en internet. Aun así, traducir la página web al francés, al español o a otro idioma diferente ayudaría a atravesar fronteras y llegar a más personas.

Hoy en día es importante darse a conocer utilizando todas las herramientas disponibles. Por eso, es aconsejable no solo traducir la página web, sino que además se traduzcan las redes sociales. Estas plataformas nos ayudarán a conseguir más tráfico en nuestra web de forma orgánica y a mejorar la imagen corporativa de nuestra marca. Es importante incorporar con coherencia tanto el mensaje que se va a transmitir a través de la página principal de una empresa, como el del resto de aplicaciones (email marketing, redes sociales, blog, campañas publicitarias, etc.).

Para ello, además, se debería definir la audiencia objetivo y observar qué lenguaje habla. Esto es fundamental para adaptar las descripciones de los productos y el copy de la web a aquellos que deciden visitar la página y que son clientes potenciales. No solo deberíamos fijarnos en los idiomas más hablados, sino también dónde se encuentra nuestra buyer persona, quién es, qué hace y cómo nos encontrará.

Si sigues teniendo dudas sobre a qué idioma traducir primero, en este breve artículo de nuestro blog encontrarás 3 consejos para elegir el idioma que puedes aplicar hoy mismo.

2.    ¿Qué ventajas tiene traducir la página web a varios idiomas?

Es indudable que traducir la página web de una empresa trae consigo ciertos beneficios y ventajas que sería una pena desaprovechar. De hecho, grandes marcas como Samsung, Apple o Amazon, entre otras, cuentan con una amplia gama de idiomas en sus webs. Esto les ayuda a darse a conocer más fácilmente en otros mercados y a expandirse empresarialmente.

Por otra parte, al permitir que más personas accedan a la página web, existen más probabilidades de que se llegue a realizar una venta. No podemos negar que conocer y entender perfectamente lo que se nos ofrece hace que, como clientes, estemos más dispuestos a ir a la página donde se nos piden los datos bancarios para realizar el pago. Lo que en ventas se conoce como una mayor tasa de conversiones.

Un error bastante habitual que cometen las empresas cuando empiezan a vender en otros países es que simplemente se limitan a traducir sus textos, sin adaptarlos al contexto local. Esto hace que las estrategias pierdan coherencia y no tengan el mismo impacto en una cultura que en otra. Por ello conviene localizar la página web, no solo traducirla.

3.    ¿Cómo afecta la traducción al SEO?

El posicionamiento en los motores de búsqueda, más conocido como SEO, se ha vuelto una parte imprescindible que hay que tener en cuenta dentro de una estrategia de marketing. La verdad es que todo el mundo desea escalar posiciones en los resultados de búsqueda, pero no es nada fácil.

Por ello, una empresa de traducción de páginas web que sepa cómo cuidar este aspecto puede ser muy útil. Un traductor automático no priorizaría las palabras clave que se desean potenciar ni contaría con la experiencia necesaria para obtener unos resultados óptimos. Un traductor profesional para páginas web sería la mejor opción si el SEO es parte de nuestros objetivos.

Para llevar a cabo el SEO en una web multilingüe, es importante considerar qué palabras clave se podrían posicionar mejor en cada idioma. Una vez hecho esto, se podría iniciar la traducción de la web, teniendo siempre en cuenta los requisitos de los motores de búsqueda.

Por otra parte, si te interesa mejorar el SEO de tu web, tener un blog bien redactado y optimizado con palabras clave, y traducirlo a otros idiomas puede hacer maravillas a la hora de posicionar algunas de tus páginas. Te dejamos este interesantísimo artículo sobre las ventajas de la redacción de blogs y el SEO.

4.    ¿Cuál es la mejor forma de traducir la página web?

Tener un mayor alcance no es fácil, aunque hayamos decidido traducir nuestra página web por este motivo. Para lograr un mayor impacto de nuestra marca en otros países, lo más importante es llegar a conectar con la audiencia. Y, para ello, es esencial conocer la cultura y el idioma de forma nativa. Nuestra recomendación es contar siempre con un traductor profesional para páginas web. Tener cerca a un experto que traduzca exactamente la intención que hay detrás de cada frase, es crucial para conseguir el efecto deseado.

Es cierto que cada día hay más opciones en el mercado para traducir páginas web, aunque no todas consiguen los resultados esperados. De hecho, es desaconsejable utilizar traductores automáticos en línea. Esto no solo impedirá que se conecte con clientes potenciales, sino que además puede poner a la marca en una situación comprometida y dañar su imagen y reputación.

5.    ¿Vale la pena invertir dinero en este tipo de traducciones?

Definitivamente sí. De hecho, una empresa de traducción de páginas web es de gran ayuda para captar más clientes a través de los diferentes idiomas. No contar con la ayuda adecuada puede hacer que nuestra empresa pierda credibilidad y dañar su reputación. De hecho, esto fue lo que sucedió a algunas marcas conocidas.

Rondaban los años 90 cuando para una campaña publicitaria de Pepsi se quiso utilizar el eslogan Come alive with Pepsi, que en castellano significa: «Pepsi te devuelve la vida». El problema surgió cuando decidieron traducir el texto literalmente al chino mandarín, pero sin adaptarlo. Por tanto, el mensaje que recibió gran parte de China fue «Pepsi trae a tus ancestros de la tumba». Además, la cultura china se caracteriza por tener un gran respeto por sus raíces y por sus antepasados, lo que hizo que la reputación de Pepsi se viese comprometida.

Otro infortunio de este tipo le sucedió a la marca Ford. La empresa quería promocionar sus coches de gama alta en Bélgica. Para ello, decidió utilizar un lema que significaba «cada coche tiene una carrocería de gran calidad». Desde la organización deseaban resaltar esa parte de sus vehículos. Esto se convirtió en un inconveniente cuando al traducirlo al francés transmitieron que «cada coche tiene un cadáver de alta calidad». Los belgas no salían de su asombro y para Ford fue unos de los errores más graves de traducción.

Entonces, ¿vale la pena invertir dinero en traducir la página web? Nosotros te aseguramos que sí. De hecho, como se desprende de los ejemplos anteriores, por ahorrar en este tipo de servicios se puede acabar dando una mala imagen y perdiendo mucho más dinero.

Los datos hablan por sí solos: traducir tu sitio web te ayuda a conectar

Puromarketing defiende que «el 80 % de los usuarios reconoce perder la confianza en negocios con errores de adaptación de los idiomas» y que «3 de cada 4 e-commerce españoles pierden dinero por errores de traducción en su web».

El marketing de contenidos debería formar parte de la estrategia de comunicación de cualquier empresa. Con ello se pretende atraer a nuevos clientes y fidelizar a los antiguos. Para conseguirlo, es importante mostrar de forma atractiva contenidos útiles y de calidad.

Al traducir dichos contenidos, no se debe perder la esencia ni la finalidad con la que se han diseñado. Además, al hablar de marketing multilingüe hacemos referencia a la adaptación de estos textos a cada país, pero siendo coherentes con la visión, los valores y el tono de voz de la marca.

Lo que está claro es que una traducción profesional puede ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza. Además, nos ayudará a conseguir una mayor credibilidad y mejor reputación. Eso sí, debemos tener claro cuál es la audiencia objetivo para la que van dirigidos nuestros esfuerzos. Esto hará que sepamos a qué idiomas es mejor traducir primero y cómo adaptar los textos de nuestra marca al contexto cultural.

No te lo pienses más y deja que expertos en el ámbito lingüístico te orienten sobre este tema. Ponte en contacto con un traductor profesional para páginas web y consigue traspasar fronteras.