Subtitular un vídeo no es tan difícil. De hecho, hay cientos de herramientas que te ayudan a subtitular de forma automática. ¿Pero te has planteado cómo crear subtítulos de vídeo para que sean fáciles de leer y no entorpezcan la comprensión del texto?

El espectador debe procesar imagen, sonido y texto. Para facilitarle la multitarea al cerebro, hay varios aspectos lingüísticos que debemos tener en cuenta. Aplícalos cuando revises los subtítulos de tus vídeos para mejorar la legibilidad y la comprensión, y que el espectador no se dé cuenta de que está leyendo.

Si un subtítulo es largo, mejor en dos líneas

La idea es que el ojo pueda leerlo de un vistazo, con la mirada en el centro, sin tener que recorrer la pantalla con los ojos de lado a lado.

Intenta que las dos líneas tengan una longitud similar o que la primera sea más corta que la segunda. Siempre que se pueda y que eso no suponga cortar la frase por un punto poco natural, claro.

El espacio de los subtítulos es limitado

Un subtítulo de dos líneas debe tener 70 caracteres como máximo. Es decir, unos 35 caracteres por línea. Cuando hablo de carácter me refiero a cualquier letra, espacio o signo (ya sea un guion, un signo de interrogación o una coma, entre otros).

Dicho esto, no tienen por qué ser exactamente 35 por línea. Cada línea suele tener entre 28 y 40 caracteres.

No te preocupes, no tendrás que ir contándolos. La mayoría de los programas de subtitulación indican ese límite para que ajustes el texto mientras lo revisas. Si no, siempre podrías calcularlo externamente con una hoja de Excel.

Pues bien, el espacio es limitado porque…

La restricción de espació está directamente relacionada con nuestra velocidad de lectura

Un subtítulo puede estar en pantalla entre uno y seis segundos.

¿Sabías que la velocidad media de lectura es de tres palabras por segundo?

Un subtítulo de dos líneas y 70 caracteres contiene unas 12 palabras. Por tanto, necesitaremos entre cuatro y seis segundos para leerlo completo y no quedarnos a medias cuando pase la pantalla.

Si el subtítulo tiene una sola línea, necesitaremos unos tres segundos.

Además, ten en cuenta estos dos puntos importantes:

  • Cada subtítulo debe estar sincronizado con el audio. Es decir, haz que entre y salga de la pantalla cuando empieza y finaliza el mensaje oral.
  • No escribas nada que todavía no se haya dicho. Si adelantas información, podrías hacer un spoiler de segundos, y eso no gusta.

No escribas como en un telegrama para acortar el texto

El texto de los subtítulos debe ser fluido y natural, además de correcto. Usa las reglas ortográficas y gramaticales que aplicarías en otros textos publicables.

Por otra parte, es posible que tengas que sintetizar la información para ajustarte al espacio de los subtítulos.

Entonces, ¿cómo puedes adaptarlo para que suene natural y no supere el límite de caracteres?

  • Reformula la oración. ¿Puedes decir lo mismo de otra forma que ocupe menos espacio?
  • Omite los nombres de personajes/interlocutores, siempre que quede claro a qué persona se están refiriendo.
  • Elimina muletillas (pues, o sea, digamos…) e interjecciones (ah!, uy!, eh…).
  • Omite las repeticiones de palabras.
  • Elimina expresiones que no aporten información relevante. Por ejemplo: A mí me da la sensación de que…
  • Elimina redundancias de texto-imagen.

Si usas estos consejos, evitarás omitir información clave.

Y ahora otro punto importante…

¿Por dónde se cortan los subtítulos?

Cuando hablo de cortes me refiero tanto al cambio de línea (en una pantalla con un subtítulo de dos líneas) como al cambio de pantalla/subtítulo.

  • Si hay un diálogo entre dos personas, reserva una línea para cada una de ellas e introduce cada intervención con un guion (-).
  • No dividas palabras con guion al final de línea.
  • Siempre que sea posible, separa los subtítulos de forma que coincidan con algún signo de puntuación, como una coma o un punto.
  • Si eso no es posible, el corte debe ser natural. No separes unidades de sentido. Con ello me refiero partes de la estructura de una oración que forman una unidad, como en estos ejemplos:
    • artículo + nombre (incorrecto: le dio la // cena de anoche)
    • conjunción + frase (incorrecto: es el regalo que // había esperado toda su vida)
    • forma verbal (incorrecto: el doctor ha // dicho que vuelva mañana)
    • el adverbio de negación y su verbo (los hermanos no // irán)
Presupuesto de subtitulación