¿Has echado de menos alguna vez un programa para convertir audio a texto? Déjame contarte que entonces lo que necesitabas era una transcripción. Cada día es más habitual querer pasar tus archivos de audio a archivos de texto, ya sea para repasar la clase magistral de un profesor o para tener toda la información de una reunión por escrito.

Existen varios tipos de transcripciones y varias formas de llevarlas a cabo. De hecho, ya existen numerosos programas para hacerlas automáticamente, aunque cabe destacar que ninguno de ellos es 100 % fiable. Si quieres saber más sobre transcripciones y cómo pasar audio a texto, ¡sigue leyendo!

¿Qué son las transcripciones?

Podríamos decir que transcribir es plasmar por escrito los sonidos humanos propios de un idioma. O sea, dejar constancia de algo que se ha dicho en forma de texto. Pero si somos fieles a los lingüistas definiríamos el verbo transcribir como «representar elementos fonéticos, fonológicos, léxicos o morfológicos de una lengua o dialecto mediante un sistema de escritura», o al menos así es como lo describe la RAE.

¿Para qué se usan las transcripciones?

Transcribir puede ser muy útil, por ejemplo, para subtitular películas o vídeos, tomar apuntes, pasar el audio de las entrevistas a texto, y registrar por escrito lo que sucede en juicios o en reuniones.

De hecho, la mayoría de los periodistas suelen grabar sus entrevistas y después transcribirlas. Esto sucede porque si tuviesen que tomar nota de las respuestas que obtienen, las conversaciones no serían tan fluidas y les tomarían mucho más tiempo llevarlas a cabo. Además, de esta forma no deben preocuparse por perder información al escribirla rápidamente.

Sin duda, la peor parte para estos profesionales llega cuando se sientan en su escritorio y escuchan todo lo que deben plasmar en un papel. Pero para eso te doy varias soluciones. ¡Sigue leyendo y descúbrelas!

¿Qué tipo de transcripciones existen?

Cuando hablamos de transcripciones es posible diferenciar entre tres tipos. Dos de ellos son más fieles a los sonidos, mientras que el otro tipo es mejor para destacar lo esencial e importante.

Transcripciones literales

Las transcripciones literales son aquellas que plasman con total exactitud aquello que se escucha. Esto quiere decir que al transcribir audio a texto incluiremos repeticiones, interjecciones y tartamudeos, entre otros. De esta forma, podemos comprender con qué entonación se dice cada frase y saber si alguien ha dudado en alguna respuesta, lo que es muy útil, por ejemplo, en declaraciones o juicios.

Por lo tanto, si necesitas realizar un análisis e investigación sobre una grabación, esta podría ser la mejor opción, pues es la más fiel.

La desventaja, sin duda, es que en las transcripciones literales para pasar audio a texto se invierte más tiempo que en una transcripción natural.

Transcripciones naturales

Si deseas convertir audio a texto y que solo se priorice la información contada por los hablantes, entonces este tipo es el que estás buscando. En las transcripciones naturales se omiten los tartamudeos, las interjecciones y todo lo irrelevante. Es como si «limpiásemos» el texto para recoger solo la información que nos interesa. Muy útil para investigaciones científicas, por ejemplo.

La desventaja de esta transcripción es que no podríamos convertirla en una transcripción literal, pero sí al revés.

Transcripciones fonéticas

Las transcripciones fonéticas son aquellas en las que se transcriben los sonidos en forma de símbolos de acuerdo con las normas fonéticas establecidas internacionalmente. Es decir, se representan de forma gráfica todos los sonidos del habla humana.

Este tipo de transcripción es el menos habitual, ya que está orientada a expertos lingüistas o personas que están aprendiendo un idioma.

¿Cómo realizar transcripciones?

Ahora que ya conoces los tipos de transcripciones que existen y que seguramente sepas cuál te convendría más, ha llegado el momento de entender qué opciones hay para convertir audio en texto.

Transcripción automática

Es importante reconocer que la tecnología avanza a pasos agigantados, lo que ha permitido contar con programas que transcriben automáticamente y que, además, son capaces de convertir audio a texto en cuestión de minutos. Si te interesa saber cuáles son esos programas, echa un vistazo al siguiente apartado.

Los 5 programas de transcripción automática que más nos gustan

Existen varios programas para transcribir audio a texto automáticamente. A continuación, te recomendamos los 5 programas de transcripción automática que más nos gustan.

Bear File Converter

Bear File Converter es un programa en línea y totalmente gratuito. Es compatible con formatos MP3, WAV y WMA, entre otros. Además, utiliza Baidu o CMU Sphinx como motores de reconocimiento de audio.

Para utilizarlo debemos seleccionar el motor de reconocimiento de audio que deseemos y, después, añadir los archivos que queremos convertir. Por último, haremos clic en el botón de enviar para comenzar con el proceso y, tras unos minutos, obtendremos un archivo de texto con el contenido.

Dictation.io

Este software utiliza el reconocimiento de voz de Google para pasar audio a texto. Esto quiere decir que transcribirá lo que digas delante de tu micrófono. Es ideal para obtener por escrito cualquier fragmento que se narre oralmente. Además, es bastante fácil de utilizar y cuenta con una aplicación para el navegador.

Sin duda, un programa pensado para ser utilizado de forma instantánea que te ofrece opciones como guardar, enviar en forma de tweet o por email e incluso imprimir.

Por último, quiero resaltar que es gratuito y que reconoce cientos de idiomas.

Speechnotes

Speechnotes es un editor de texto con reconocimiento de voz ideal para transcripciones automáticas. Este programa es rápido, fácil de usar y gratuito. Igual que Dictatio.io, ha sido diseñado como herramienta en línea para dictados. Obtiene resultados aceptables y cuenta con una aplicación para Chrome.

Otra de sus bondades es que no requiere descarga, instalación ni registro; puedes utilizarlo directamente. Eso sí, ¡recuerda conectar el micrófono!

Happyscribe

Happyscribe es un software de transcripción automática para convertir audio a texto en cuestión de minutos. Una de las ventajas de este programa es que se encuentra disponible en más de 119 idiomas.

Además, incluye signos de puntuación, reconocimiento del hablante y un editor interactivo. También, puedes exportar el contenido en archivos de texto simples en Microsoft Word, en PDF o incluso en HTML interactivo.

La desventaja más importante de Happyscribe es que no es gratuito; debemos pagar según la cantidad de horas que necesitemos. De hecho, de 1 a 25 horas de uso cuestan 12 € por hora.

Sonix

Este programa es estupendo para transcripción, organización y búsqueda de archivos y vídeo. Además, es rápido y bastante preciso.

La desventaja es que, aunque los primeros 30 minutos son gratuitos, para grabaciones más largas nos tocaría abonar una cantidad de dinero, que rondaría los 10 dólares la hora por sus servicios.

Aun así, con Sonix es posible obtener una grabación de audio de media hora en 3-4 minutos y con más precisión que con el resto de los programas. También es bastante intuitivo y fácil de usar, y permite exportar a diversos formatos para adaptarse a las necesidades del usuario.

Una revisión de la transcripción es imprescindible

Es importante comentar que después de realizar una transcripción hace falta llevar a cabo una revisión, sobre todo si se ha hecho con una herramienta automática. La mejor opción para ello es contar con especialistas que puedan evaluar y sintetizar la transcripción. A veces, incluso es necesario adaptarla para que, al leer el texto, este tenga más sentido y coherencia.

Además, en estas revisiones se pondrá total atención a los errores gramaticales y a las palabras mal pronunciadas.

Transcribir audio a texto con profesionales

Como ves, cuando quieres hacer una transcripción, puedes usar programas que la harán de forma automática y contratar una revisión, o bien puedes asignar el proyecto desde un primer momento a un profesional en este campo.

De hecho, como las herramientas para convertir audio a texto automáticamente no son 100 % fiables, esta es la opción que te recomiendo.

Y, aunque la calidad de la transcripción dependerá en gran medida de la calidad del audio, contar con la experiencia de correctores profesionales se notará mucho en el resultado final.

En algunos casos, incluso podrían ayudarte a digitalizar y optimizar el audio para así deshacerte de los ruidos y que la información de los hablantes sea más clara. Tras la transcripción en sí, llevarán a cabo una revisión exhaustiva de lo que haya que eliminar o modificar para ajustar la calidad del documento.

Toma la decisión correcta para pasar audio a texto

Por todo lo que te hemos contado, te recomendamos que para convertir audio a texto sopeses qué tipo de transcripción es la más acertada para tus objetivos.

Una vez hecho esto, evalúa si prefieres automatizar el proceso o, por el contrario, contar con un experto que te ayude y que aporte calidad, precisión y eficiencia.

Sea como sea, para textos publicables y con gran visibilidad, la corrección del texto transcrito es muy recomendable.

En Núria Masdeu Traducciones hacemos transcripciones y correcciones en más de 30 idiomas.

CONTACTO