Al terminar de escribir un texto, hay un aspecto crucial que no podemos olvidar: la corrección. En algún momento habrás pensado que tu texto se podía mejorar, pero no sabías ni por dónde empezar.

¿Sabes que existen diferentes tipos de revisión de un texto? ¡Así es! En función de en qué nos queramos concentrar (errores ortográficos, gramaticales, si el texto suena natural…), haremos una corrección ortotipográfica, una corrección de estilo o ambas.

Si quieres saber en qué consisten y ver ejemplos de corrección de estilo, ¡sigue leyendo!

📌 ¿Qué es la corrección de estilo y en qué se diferencia de la corrección ortotipográfica?

Para que un texto sea comprensible y adecuado al público al cual está destinado, no solo es importante que no haya errores ortográficos, gramaticales o léxicos. También es fundamental que esté bien escrito, que se use un léxico variado y que no haya frases redundantes u oraciones ambiguas. La corrección de estilo vela porque un texto se entienda perfectamente. Además, con la corrección de estilo conseguimos un escrito elegante.

Antes de hacer una corrección de estilo, debemos entender qué es y en qué se diferencia de la corrección ortotipográfica. Aunque los límites pueden ser difusos, podemos definir la corrección de estilo como el proceso de revisión de un texto en el que nos centramos en la forma en que está escrito. Adicionalmente, el corrector de estilo también analiza si el texto es comprensible para el lector al que va destinado (un texto no será exactamente igual si va dirigido a un lector español que a un lector argentino, por ejemplo, o a un lector experto en la materia frente a un lector no experto).  Sin embargo, este tipo de corrección no significa que tengamos que escribir un texto completamente nuevo, sino que se trata de pulir el escrito en el que estamos trabajando. Es importante respetar la manera de escribir del autor de la obra.

¿Qué se revisa en la corrección de estilo? Podríamos decir que la corrección de estilo es más subjetiva, ya que algunas modificaciones que hace el corrector no son errores en sí, sino cambios que mejoran el texto. Estas son algunas de las correcciones más importantes que se aplican en la corrección de estilo:

  • Los errores gramaticales. El corrector de estilo elimina los errores gramaticales y ajusta el texto a la normativa.
  • El léxico. Cuando hacemos una corrección de estilo nos proponemos conseguir un texto con un léxico variado. Además, el vocabulario ha de ser preciso.
  • Las inconsistencias sintácticas. Se corrigen errores de concordancia, correlación de tiempos verbales, fallos en el