Hacer crecer tu negocio requiere cierta inversión. Ya sea de una gran cantidad de dinero o de tu propio tiempo.

Hoy estoy aquí para contarte que hay algo dentro de ti que puede ayudarte a llegar a más personas y a conectar con ellas.

Y no tienes que ser un experto en informática ni considerarte el mejor escritor del mundo.

Es cuestión de organizarse y de aplicar algunas técnicas lingüísticas y de redacción de textos. Por ejemplo, seguir una pauta antes de empezar a redactaraprender a usar los diferentes tipos conectores y fijarte en cómo estructuras tus textos.

En el artículo de hoy descubrirás cómo aumentar tus probabilidades de que te encuentren en línea y hacer que tus lectores devoren tu contenido hasta el final.

1. Redactar un blog requiere organización

Crea un calendario de publicación para blog, también conocido como calendario editorial, en el que registrarás los detalles de cada artículo: tema, público a quien va dirigido, objetivo, palabras clave, fecha de publicación y cualquier otra información relevante.

Al principio quizá pienses que vas a quedarte sin temas y que no sabrás de qué hablar en el blog, pero te aseguro que no va a ser así. Cuando empieces a organizarte, tendrás tantas ideas que no podrás parar.

Haz una lluvia de ideas de temas que puedes tratar y de subtemas dentro de cada uno de ellos. Te recomiendo que lleves contigo una libretita, si eres amante del papel, o que uses una aplicación para anotar cualquier idea que te venga a la mente a lo largo del día.

Yo uso Trello y me parece una herramienta supervisual y útil para registrar todo lo relacionado con el blog. En el tablero dedicado al blog tengo diferentes tarjetas: ideas sobre temas, blogs en curso, blogs finalizados que hay que corregir, otros que hay que traducir, colaboraciones en mi blog o como invitada en otros, etc.

como escribir para blog

Ahora que has organizado la parte más general del blog, vamos a acotarlo a la organización de un artículo en concreto.

Antes de empezar a escribir, piensa en el tema del artículo y haz un esquema sobre los subtemas de los que te gustaría hablar y cómo los organizarás en secciones. Este paso puede parecer obvio, pero yo soy la primera que se lo saltaba durante un tiempo… Desglosar el tema principal en subtemas y tener las secciones definidas antes de empezar a escribir hace que la tarea sea muchísimo más fácil y eficiente.

En cuanto a los temas, te recomiendo que encuentres un punto medio entre aquello de lo que quieres hablar y aquello que le interesa a tu público. Infórmate e investiga. Answer the public es una de las herramientas que puede ayudarte en este aspecto.

2. Prueba diferentes técnicas de redacción en tus blogs

Una vez que te han encontrado, tu contenido debe ser lo suficientemente atractivo para que se queden y sigan leyendo. En este aspecto, el título y la introducción son clave.

Pero, ¿cómo puedes conseguir que el contenido de tu blog sea más atractivo?

Si crees que no eres buen escritor, quítatelo de la cabeza ahora mismo. Hay un sinfín de técnicas de redacción que puedes empezar a usar hoy mismo, y lo más importante es que cualquier persona puede aprenderlas.

Cómo escribir blogs en español

Seguro que has oído hablar del storytelling, por ejemplo. El arte de contar historias. ¿Por qué no comenzar un artículo de blog contando una historia, como si te pusieras en el lugar de tu lector? En lugar de decirle «Si quieres aprender cómo escribir contenido…», cuéntale una breve historia sobre cómo te sientes (y cómo se siente él) cuando no sabes por dónde empezar a redactar una publicación. Por ejemplo:

Estás sentada ante el ordenador con una gran idea para el próximo artículo que quieres publicar. Tienes un par de líneas y las borras. No te convencen. Lo vuelves a probar sin éxito…

Otra técnica es la de problema, agitación y solución (PAS). ¿En qué consiste? Pues bien, como su nombre indica, mencionas el problema que tiene tu lector, describes su miedo o el peor escenario de ese problema, y le cuentas la solución que hará que todo vaya mejor.

Por ejemplo:

Uno de los principales problemas que tienen las empresas y los emprendedores en la actualidad es mantener la atención de sus lectores para que no abandonen su sitio web. (Problema)

¿Has pensado cuántos clientes potenciales puedes llegar a perder simplemente porque tu lenguaje no conecta con ellos? ¿Cuántos clientes abandonan tu página y siguen buscando en otro lado? (Agitación)

Si quieres enganchar con tus textos y no aburrir, hoy te explicamos 3 fórmulas de redacción de contenidos que no fallan. (Solución)

Esto son solo un par de ejemplos, pero encontrarás cientos de técnicas de copywriting en internet.

En este artículo del blog te ofrecemos más detalles sobre 3 fórmulas para redactar contenidos con éxito garantizado, y en este otro te damos 5 claves para la redacción de blogs irresistibles. Pruébalas y diviértete escribiendo.

3. Fusiona la escritura creativa y el SEO en tus publicaciones para blog

Familiarízate con las palabras clave: son tu aliado

Sí, lo sé. Cuando estás en modo creativo, lo último que quieres hacer es pensar en palabras clave. De hecho, debo decirte que aparecerán de forma natural en tu texto. Así que tienes ese punto a tu favor.

Sin embargo, si quieres ir un paso más allá y aumentar las probabilidades de que te encuentren, simplemente debes usar las palabras clave seleccionadas en puntos estratégicos de tu texto, como títulos y subtítulos. ¡Es más sencillo de lo que parece!

El Planificador de palabras clave de Google es una herramienta muy útil que puedes usar de forma gratuita. Y si quieres hacer una inversión, hay otras herramientas muy eficaces como SEMrush. Infórmate y elige la que mejor se adapte a tus necesidades.

SEO copywriting para blog

¿Dónde usar las palabras clave en un artículo de blog para mejorar el SEO?

Como te decía, usarás de forma natural palabras relacionadas con el tema del que estás hablando. Así que te sugiero que no te centres mucho en el SEO mientras escribes. Cuando acabes el artículo y repases el texto, presta atención a las palabras clave e intenta incluirlas en estos puntos:

  • Título y subtítulos:

¿Has leído algún blog que esté escrito en un parrafón de texto, sin secciones ni división alguna? Sí, como si leyeras una novela. Pues bien, ese formato no resulta atractivo para el lector. Haz que tus publicaciones sean visualmente más atractivas usando secciones, subtítulos y listas.

Usa las palabras clave en los subtítulos. Aquí tienes un ejemplo de uno de los blogs de nuestra web: La corrección profesional de textos como garantía de éxito. Como ya estamos hablando de corrección en la publicación (título e introducción), podríamos haber escrito simplemente «Un puente entre el escritor y el lector» en el primer subtítulo, pero el hecho de añadir la palabra clave hace que este artículo se posicione mejor. ¡Pero cuidado! No lo fuerces si no suena natural (mira los subtítulos 2 y 4 de la misma imagen). Combínalo y haz pruebas para ver qué funciona mejor.