«¿Qué esfuerzo debo realizar para leer este texto?». Esta es la pregunta que se hace el cerebro de tu lector cuando abre tu artículo. La respuesta dependerá de cómo se lo presentes. Porque en este caso, las apariencias importan. Si quieres saber cómo estructurar tu texto para que sea atractivo y fácil de leer, te invito a consultar estos 7 consejos prácticos.

Pruébalos hoy mismo y consigue que el cerebro de tu lector diga: «¡Esta lectura es asumible!».

1.     Sigue la estructura de toda la vida: introducción, desarrollo y conclusión

Parece básico y lógico, ¿no? Pues te sorprendería la que cantidad de textos que no lo tienen en cuenta. Con independencia de qué tipo de texto estés redactando (una historia, un artículo para blog o un correo electrónico, entre otros), la base es la misma.

Introducción, desarrollo y conclusión.

Solo tendrás que adaptarla a tu tipo de texto. En caso de duda, en internet encontrarás miles de ejemplos y trucos para escribir diferentes tipos textos.

Si lo tuyo son los blogs, aquí te dejo con un enlace a un artículo con 3 fórmulas para redactar contenido, que te puede ayudar a crear la introducción. ¡Espero que te sirvan!

2.     Usa encabezados para dividir los subtemas del texto

Los títulos y encabezados presentan las diferentes secciones (subtemas) de tu texto. Por tanto, facilitan la comprensión a tu lector… ¡y a Google! Recuerda que si escribes contenido en línea, Google escaneará todos esos títulos para entender de qué tratan tus escritos y posicionarlos mejor.

En el caso de un artículo para blog como este que estás leyendo, tendrás introducción y conclusión, y el desarrollo del texto estará compuesto por diferentes secciones (que son los subtemas que tratarás) con sus respectivos títulos.

3. La negrita te ayudará a destacar ideas clave

Si escribes contenido online, como webs o blogs, usar palabras en negrita te ayudará a destacar frases e ideas clave para llamar la atención del lector.

Fíjate en este artículo. Si lo leyeras por encima, rápidamente, sin duda tus ojos se centrarían en esas ideas clave que destaco en negrita. Esto te ayudaría a procesar la información más relevante de forma rápida.

Ten en cuenta que la negrita no es la única marca tipográfica que puedes usar. Las listas, por ejemplos, también son muy atractivas para los ojos de tu lector.

4. Deja respirar el texto

Añade saltos de línea para separar los párrafos. Es como dejar que el texto respire. También puedes incluir imágenes con ese fin. Conseguirás que el texto sea más atractivo visualmente y que no eche para atrás a tu lector.

Además, aplica un interlineado suficiente que no agobie a los ojos.

5. El título lo es todo

Dedícale un mínimo de atención, porque es otro de los elementos clave que hará que el lector inicie la lectura o cambie de página.

Si escribes blogs, ten en cuenta que los números son un gran mecanismo para captar la atención. En este artículo del blog te explico por qué y te doy 5 consejos de redacción para escribir blogs irresistibles.

Lista de comprobación para estructurar tus textos

Ya ves que la calidad del contenido que escribas no lo es todo. Cómo lo estructures y presentes también tiene un papel fundamental en la legibilidad del texto.

En resumen, empieza por la macroestructura:

  • Sigue el esquema de toda la vida (introducción, desarrollo y conclusión) y adáptalo a tu tipología de texto.
  • Usa encabezados para dividir los subtemas (secciones).
  • Ayúdate de los conectores para organizar la información.

Después, intenta hacer el texto más atractivo para los ojos de tu lector:

  • Escribe frases y párrafos cortos (¡simplifica las frases complejas!)
  • Redacta un texto espaciado
  • Usa negritas que destaquen ciertas ideas, usa listas, imágenes…
  • Piensa un título que invite a leer
Contacto